El Mejor IRRIGADOR DENTAL de 2021

Bienvenid@ a la guía de compra definitiva del mejor irrigador dental de 2021!

La salud bucodental es una de esas cosas de las que solo nos acordamos cuando la perdemos, por eso es tan importante prevenir y llevar una correcta higiene desde el primer momento.

Pero en ocasiones con el cepillado no es suficiente y debemos recurrir a los irrigadores dentales, que son la solución más fácil y efectiva para llevar la mejor higiene bucodental desde la comodidad de nuestro hogar.

Un irrigador dental es un aparato que expulsa agua a presión. Dicha presión sirve para eliminar suciedad y restos de comida que se acumulan en dientes y encías y que no se eliminan con el tradicional cepillado.

¿Cuáles son los mejores irrigadores dentales baratos? ¿Qué irrigador dental comprar? ¿Cómo elegir? ¡Presta atención a todo lo que tenemos que contarte y acertarás con tu compra! 😉

► ¿Qué irrigador dental comprar? Los más recomendados

Table could not be displayed.

Pro-HC Water System

Irrigador dental Pro-HC Water SystemEmpezamos con el Pro-HC, el mejor irrigador dental barato de 2021.

Una de sus grandes ventajas es la capacidad de su depósito, que llega hasta los 1100ml, llevándose de calle a todos sus competidores. Además, lo hace sin ocupar tanto espacio como otros, algo que es de agradecer.

Funciona mediante cable y tiene una longitud más que sobrada, ideal si no tenemos un enchufe cerca del lavabo del baño.

Otra particularidad que lo convierte en el mejor es que, por un lado, incluye 11 boquillas para que pueda ser utilizado por todos los miembros de la casa. Además, cuenta con varios cabezales destinados a la higiene tanto de las encías como de la lengua.

La marca ofrece dos años de garantía de cualquier producto y, además, ofrecen una garantía en la que durante los primeros 6 meses te enviarán un irrigador bucal nuevo si hay cualquier problema.

Waterpik WP-660EU

Irrigador bucal Waterpik WP-660EUContinuamos con el Waterpik WP-660EU, el que en la actualidad es el irrigador dental más vendido del mercado.

Lo más característico de este modelo es que cuenta con un depósito cuya capacidad es bastante generosa, llegando hasta los 650 mililitros.

Otra ventaja que debes tener en cuenta es que tiene 10 niveles de presión, algo que permite que poco a poco te vayas acostumbrando a la presión del agua sin que llegue a dañar tus encías.

Este irrigador bucal es muy fácil de utilizar, incluye varios cabezales para lograr la máxima higiene y la manguera del irrigador es lo suficientemente larga para poderlo utilizar con la mayor comodidad.

Aquapik 100

Irrigador dental Aquapik 100El siguiente irrigador bucal recomendado sería el Aquapik 100, uno de los modelos que mejor relación calidad precio tiene en el mercado.

Es un modelo que tiene un depósito de 600 mililitros que podemos rellenar con agua o con agua mezclado con el enjuague bucal que usemos de forma habitual.

Uno de los aspectos que nos ha convencido de este irrigador es que tiene 10 niveles de presión, una característica que no encontramos en muchos irrigadores y que permite que ajustes la presión a tus necesidades.

Si en tu caso tienes sensibilidad dental, vas a agradecer poder utilizar el irrigador desde los niveles más bajos e ir progresando poco a poco.

Otro factor bastante importante es que incluye 7 cabezales diferenciados con distintos colores para que toda la familia pueda utilizarlo.

En último lugar, la manguera tiene una longitud bastante aceptable y el aparato en sí no ocupa demasiado espacio.

Oral-B Waterjet

Irrigador dental Oral-B WaterjetOtro modelo recomendado es el Oral-B Waterjet, un irrigador bucal de una de las marcas líderes en cuestión de salud e higiene bucodental.

La característica más destacada de este modelo es que incluye cuatro cabezales de intercambio para que toda la familia pueda utilizarlo; además, una ventaja importante es que al ser una marca conocida, es fácil encontrar los cabezales de recambio en grandes superficies como Mercadona, Carrefour o El Corte Inglés entre otros.

Por lo demás, tiene cinco niveles de presión para adaptarla en todo momento a lo que necesites.

El depósito también es de los más grandes, de 600 mililitros, y para ser de marca tiene un precio bastante ajustado.

Irrigador dental portátil ABOX

Irrigador dental portátil ABOXY si buscas un irrigador dental portátil, el que te recomendamos sin duda es el de ABOX; un irrigador barato, que funciona mediante batería y que cuenta con todo lo que necesitamos en un tamaño mucho más reducido que el resto de modelos.

Tiene 200 mililitros de capacidad, que aunque sea menos, siempre podemos llenarlo de agua de nuevo cuando se termine.

Dispone de tres modos de funcionamiento: normal para una limpieza diaria, suave destinado especialmente para encías sensibles y un modo denominado “pulso”, cuyo objetivo es masajear las encías para mejorar la circulación sanguínea y mejorar nuestra salud bucodental.

Incorpora 7 boquillas, de las cuales cuatro son exactamente iguales para que el irrigador lo pueda usar toda la familia. Los otros 3 cabezales son para aliviar problemas más específicos como la gingivitis, retirar la placa o limpiar con precisión los brackets de la ortodoncia.

Por último, se carga mediante un simple cable USB y la autonomía es inmejorable: con 4 horas de carga puede funcionar hasta 14 días.

Irrigador bucal portátil BROADCARE

Irrigador bucal portátil BROADCAREOtro modelo del que no nos podíamos olvidar es el de la marca BROADCARE, que es el irrigador dental portátil más barato de la actualidad.

Su depósito de agua se encuentra en la parte trasera y ofrece 150 mililitros de capacidad, algo que no es muy importante si tenemos en cuenta que se puede recargar en cuestión de segundos.

Tiene tres niveles de presión que se adaptan perfectamente a tus necesidades, y además incluye dos cabezales.

Una de sus ventajas más importantes, al ser portátil, es que no necesita cables, ya que funciona mediante batería. Batería que, por cierto, tiene una capacidad de 1400mAh que hará que cada carga te dure hasta 14 días. Casi nada.

Por lo tanto, si no tienes mucho presupuesto y quieres llevar una correcta salud bucodental, este es el irrigador dental más recomendado.

► ¿Qué es y para que sirve un irrigador dental?

Un irrigador dental es un aparato que nos permite mejorar nuestra salud bucodental desde nuestra propia casa.

Es un complemento más al cepillado diario.

Su funcionamiento es muy sencillo: tiene un depósito de agua que sale a presión a través de un cabezal que debemos dirigir a la zona de las encías y los dientes que queramos limpiar.

Una de sus ventajas más importantes es que es capaz de eliminar la suciedad y la placa acumulada entre las encías y los dientes, sirviendo así para prevenir multitud de enfermedades bucales graves como la gingivitis o la periodontitis.

Además, el irrigador dental sí que se puede utilizar si tienes ortodoncia o implantes dentales sin ningún tipo de problema; de hecho, es muy beneficioso en estos casos.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo funciona:

► Consejos para elegir irrigadores bucales

A la hora de comprar un irrigador bucal es recomendable tener en cuenta algunos aspectos sobre sus características, ya que en el mercado podemos encontrar mucha variedad.

Pero, ¿cuáles son las características más importantes? ¡Vamos a verlo! 😉

Mejor irrigador dental

¿Cuáles son los mejores irrigadores dentales?

¿Con o sin cable?

Analiza tus necesidades y piensa en qué momentos vas a usar el irrigador con mayor frecuencia.

Si solo lo vas a utilizar en casa, probablemente no te importe que tenga cable. Normalmente se enchufa a la corriente y del depósito al cabezal sale una manguera de suficiente longitud para que puedas usarlo con comodidad.

El único aspecto negativo (o menos positivo) de los que tienen cable es que tenemos total dependencia de que haya un enchufe cerca.

Pero también existen los irrigadores dentales portátiles, que funcionan mediante batería y nos ofrecen la posibilidad de poderlos utilizar en cualquier lugar.

Normalmente este tipo de modelos se cargan mediante USB y ofrecen muchísima autonomía con cada carga.

Capacidad del depósito

Todos los irrigadores tienen un pequeño depósito en el que echaremos agua o el enjuague bucal que usemos habitualmente.

Lo habitual es que su capacidad se encuentre entre 100 y 600 mililitros, y lo cierto es que la única ventaja de usar uno de gran capacidad es que tendremos que rellenarlo con menor frecuencia.

Nuestra recomendación es que no tengas en cuenta la capacidad a la hora de elegir, puesto que volverlo a llenar es algo que solo te llevará unos segundos y en nuestra opinión no es para nada relevante.

Piensa que cuanto más grande sea el depósito, mayor espacio ocupará.

Niveles de presión

Sobre todo para aquellas personas que tienen sensibilidad dental o en las encías, es muy importante poder contar con diferentes niveles de presión.

Esto permite que la encía se vaya acostumbrando y poder subir la presión de manera progresiva.

La mayoría de modelos cuentan con distintos niveles de presión, lo que supone una gran ventaja.

Cabezales

Hay irrigadores con diferentes tipos de cabezales destinados a limpiar diferentes zonas, por lo que valora si en tu caso los vas a necesitar.

Lo que sí que te recomendamos es que optes por un modelo que incluya varios cabezales de recambio y bien diferenciados mediante colores, ya que así toda la familia se podrá beneficiar de las ventajas del irrigador dental.

Última actualización el 2021-10-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Comprarpedia
Comprarpedia
Redacción de Comprarpedia